Mi marido se hizo la vasectomía. ¡Qué alegría!

He aquí nuestra experiencia con la vasectomía sin bisturí.

La vasectomía fue la mejor inversión que pudimos hacer. Te cuento nuestra experiencia…

Bruja feminista, su servidora, es mexicana y está felizmente casada con un español. Usted dirá: “¿Y a mi qué me importa su nacionalidad?”. Pues déjenme decirles que en el caso de nuestra aventura contraceptiva, resultó muy relevante.

Nos conocimos en España y allí residimos. Cuando decidimos que no queremos hijos (tema que da para otra entrada en el blog), no fue difícil llegar a la conclusión de que la mejor manera de evitarlos era la vasectomía. Seguir gastando en condones o tomar hormonas fueron las opciones que enseguida descartamos, queríamos algo permanente y evitar que yo siguiera tomando cosas.

La famosa ligadura de trompas fue otra opción que nos rondó la cabeza, pero que terminamos descartando pronto puesto que es más invasiva y complicada que la vasectomía.

Así, ya con la decisión tomada, un buen día le sacamos cita a J (como llamaré a mi marido para abreviar) para que nos informaran y hacerla por la seguridad social española. Llegamos puntuales y felices, pero la expresión de nuestras caras cambiaría pronto. Le dijimos al médico que queríamos hacerle a J la vasectomía, a lo que nos respondió que no era posible, que para hacerla piden que el hombre tenga 35 años o más y dos hijos (J tenía 33 y 0 hijos), al menos ese es el criterio de la Seguridad Social, pero que quizás en una clínica privada se la podían hacer.

Nos quedamos bastante encabronados,  yo recordaba que en México hasta se estaban haciendo campañas para ir a hacértela gratis, pero bueno, es lo que toca con gobiernos conservadores. Así que empezamos a averiguar el costo en clínicas privadas y lo primero que vimos fue que en México era mucho más barato, la mitad de precio respecto de España, entonces decidimos aplazarlo hasta que tocara ir al “Nuevo Mundo”. En España había que fundirse mínimo unos 500 euros y en México lo hicimos por 5000 pesos, unos 230 euros. 

Llegó el momento de viajar a mi país y empezamos a averiguar en dónde hacerlo. No fue complicado, encontré por Internet un médico en la Ciudad de México que únicamente hace vasectomías y es el que más hace al año en el país.

Además de eso, el tipo de vasectomía que hace es la mejor en tanto que su anestesia es sin aguja y no usa bisturí, por lo que no hay  dolor. La vasectomía láser NO EXISTE, si lees algo así es falsa información, sin bisturí se refiere a que usan una pequeña pinza para sacar los conductos deferentes, que son los “tubitos” que se cortan para evitar el paso de los espermatozoides. 

Este médico también utiliza una técnica llamada oclusión con termocauterización proximal con interfaciado con clips de titanio. Esto es que corta, quema y después deja los cabos de los conductos separados con clips de titanio, no usan hilo de seda que puede causar más dolor posterior y suele requerir tomar antibiótico, cosa que con los clips de titanio no ocurre además de que al dejar imposibilitados los cabos para volverse a encontrar hace la vasectomía aún más segura (efectividad de 99.5 a 100%). De hecho, cuando llegan a fallar las vasectomías es por que los conductos se vuelven a reconectar, pero con la técnica de los clips eso se evita.

No lo dudamos, puesto que era el médico más experimentado en ello y con la mejor técnica que hasta hoy existe ¡y barato! Enseguida saqué la cita y fue muy rápido, se puede hacer por teléfono, por su página de Internet, por mensaje privado en su Facebook o WhatsApp.

El día anterior de acudir a la cita estuve buscando experiencias de hombres que lo hubieran hecho antes, creo que estaba yo más asustada que J, ja, ja. En realidad no encontré gran cosa, algunas pocas experiencias y algún par que contaba que fue doloroso y que pasaron días con hielo en los huevos, eso no me gustaba pero me tranquilizó saber que no se la hicieron con la técnica con la que se la iban a hacer a J. Otra cosa que encontré al buscar opiniones sobre la vasectomía fue un montón de mierdas religiosas sin sustento, ni de opiniones de hombres con vasectomía ni de médicos, asegurando tonterías como que la vasectomía era como una castración, que perdías la virilidad  pendejadas así. ¡No es verdad! 

La vasectomía únicamente evita que los espermas salgan y de hecho no los dejas de producir, el cuerpo los reabsorbe. Tú vida sexual, hormonas, libido, erección, semen, etc. siguen exactamente igual, así que no se dejen engañar por esas mierdas de ignorantes. 

El día llegó, el paciente tiene que acudir al consultorio con la zona genital rasurada, limpita y con una trusa que esté ajustadita para que sostenga bien el paquetón. J iba un poco nervioso, pero la verdad que no fue nada. Después de unas cuantas preguntas de rutina del médico, por cierto muy amable y agradable, J se subió en una camilla y yo lo pude ver todo. Le bajaron el pantalón y la trusa, limpiaron, pusieron la anestesia (sin aguja, se pone como con una jeringa con la que solo se hace un poco de presión y no hay que pinchar),  el médico buscó los tubitos, los sacó, cortó, cauterizó, puso los clips, una gasa y el resto es historia. No duró más de 10 minutos y fue indoloro. 

Se recomienda estar unos tres días con actividad leve, esperar unos cinco días para tener relaciones y unos siete para hacer ejercicio pesado o de mucho movimiento, pero las actividades cotidianas se pueden  hacer enseguida sin problema. Solo se toma un analgésico suave, J únicamente tomó ese día y al siguiente no fue necesario, no necesitó hielo en lo absoluto. Al siguiente día se quitó la gasa, casi no tiene que sangrar y se hace un moretón en la zona pero pequeño y la heridita ya no se ve al tercer día. Si algo anormal ocurriera debes decírselo al médico, pero no fue nuestro caso.

Ahora, a los cinco días ya puedes tener relaciones PERO NO puedes hacerlo sin protección, esto es porque después de la vasectomía quedan algunos espermas en los conductos y hay que sacarlos todos, así que se requieren entre 30 y 40 corridas para que no haya más peligro de embarazo. Después hay que hacerse en un laboratorio el examen del conteo de espermas y ya que esté en ceros pues listo, a darle sin protección. 

Nosotros estamos felices y no pudimos haber tomado mejor decisión. Si lo están contemplando, deben tomar en cuenta que la vasectomía es irreversible (hay algunas técnicas para revertir pero son complicadas y no siempre funcionan), así que hay que estar seguros que no se desean hijos. 

Las parejas hetero que tengan claro que no quieren reproducirse (o ya tienen vástagos y no quieren más) las animo a hacerlo, se recupera el gasto cuando veas que no tienes que comprar mas condones. Además, recuerden que la responsabilidad sexual y reproductiva es de ambos y resulta mucho más sencilla esta intervención en los hombres que la esterilización femenina y libera a las mujeres de estar tomando las mierdas esas de hormonas anticonceptivas que en lo personal odio (Tema para otra entada).

Como nota final, no estoy haciendo publicidad ni nada así, pero si estás en Ciudad de México recomiendo que se la hagan con el médico que se la hizo a J, no dudo que haya otro médicos buenos y que usen esa misma técnica, pero yo recomiendo con quien nosotros tuvimos la feliz experiencia. Por aquí les dejo su página web.  ¿Tienes alguna duda, comentario o experiencia que me quieras compartir respecto a la esterilización masculina? ¡Feliz vasectomía!

Vasectomizado y feliz
Pene feliz con su vasectomía

Un comentario en “Mi marido se hizo la vasectomía. ¡Qué alegría!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s